Conducta Alimentaria

no_me_gustaMuchas familias tienen la sensación que a partir de ciertas etapas de la vida de los niños, éstos parecen desinteresarse de la comida de forma sistemática, como si se “aburrieran” o si fueran demasiado pequeños para comprender sus necesidades.

Dado que esto le suele ocurrir a niños que hasta entonces habían seguido unas pautas relativamente satisfactorias,  produce una comprensible alarma. A ello se suma el bombardeo mediático casi continuo sobre la posibilidad, o casi la necesidad de implementar “refuerzos nutricionales” con el fin de “proteger” la salud de los niños, o de suscitar su atención desvaída por medio de alimentos fantásticamente atractivos y secretamente compensatorios de los defectos que la “inapetencia” pudiera traer consigo.

Comprobada la ausencia de factores orgánicos subyacentes, el intervenir sobre estas situaciones requiere investir a  los padres de nociones actuales  sobre el crecimiento, nutrición,  balance calórico, y las bases biológicas del apetito y la conducta alimentaria normal.

Este  “esfuerzo didáctico” suele ser extremadamente eficaz para los niños y satisfactorio para los padres. Es muy sencillo conducir por un camino si uno sabe adónde se dirige y porqué, y yo cuento con los padres como líderes certeros. Y lo son, cuando se respetan sus temores,  se les explican los mecanismos que operan en la situación, y se les apoya explícitamente en el proceso de reajuste.


Suscríbete al Blog Loepedia

¿Necesitas Ayuda?

Calle Churruca, 41, 1º H – 03003 – Alicante

965 92 39 88

consulta@loeda.com

www.loepedia.es